¿Qué es Seiza?

    Es una palabra japonesa que traducida literalmente significa "correcto sentar", y no es exclusiva del karate sino que toda la cultura nipona la preconiza así como todas sus artes marciales.

    Seiza se escribe con dos caracteres chinos. El primer carácter se pronuncia -SEI-significa "correcto, justo, verdadero," y por sí mismo puede ser pronunciada Tadashii, que significa "justo" o "adecuado". El segundo carácter se pronuncia-ZA- significa "postura sentada", y está escrito con un ideograma que representa a las personas que se sientan en una plataforma elevada bajo un mismo techo. Para los japoneses, sentarse en seiza, con una de las canillas cruzadas debajo, es la postura más eficiente y “apropiada” en el ejercicio de una actividad formal sentada en esteras de tatami en interiores.

    Por supuesto, en pinturas antiguas se representa al samurai y la nobleza sentada con las piernas cruzadas bajo techo también, pero sobre todo durante el período Edo (1600-1868), seiza ha evolucionado a través de la consolidación y la fusión de la cultura japonesa, para convertirse en la preeminente posición formal de sentarse en esteras de tatami.
     
     
     
     
    Zarei
     
    Zarei (座礼, literalmente “saludar sentado”) podemos definirlo como el saludo ceremonial sentado, habitualmente en posición de rodillas.

    Para los artistas marciales es una parte integral y necesaria, común a otras artes japonesas, como la ceremonia del té (Chadō, 茶道), la meditación (Zazen, 坐禅), la caligrafía (Shodō, 書道) o el arreglo floral (Ikebana, 生け花).

     
    Seiza (正坐) significa literalmente "como sentarse correctamente". Proviene de la palabra chinaJìng zuò(靜坐; literalmente “sentado en silencio”) y describe la forma tradicional desentarsede rodillas.
     
    Literalmente, significa la acción de sentarse y el lugar de asiento.
     
    A lo largo de la historia de Japón, las formas para sentarse consideradas adecuadas han ido cambiando en función de las circunstancias sociales, las modas y los ámbitos.
     
    Durante el Período Muromachi, la innovación arquitectónica de cubrir los suelos con tatami, unida a las estrictas formas de las clases guerreras, convirtió a Seiza en la forma protocolaria de sentarse. Sin embargo, hasta inicios del siglo XVIII no se adoptó para la vida cotidiana.
     
    Seiza está estrechamente relacionada conlos suelos de tatami. Dependiendo de la formalidad de la ocasión, el entorno y la situación familiar, a veces es posible realizarla sobre un zabuton(座布団) o un zafu (座蒲).
     
     
    Seiza es una postura compleja e incómoda para aquellos que no están familiarizados con ella y quienes, al mantenerla un tiempo, empiezan a sentir falta de circulación, pinchazos y un dolor abrasivo, incluso, un entumecimiento de las piernas. No obstante, es algo que con la práctica mejora. Existen unos bancos para ayudar en la posición, que disminuyen la tensión y dolor, al separar las nalgas ligeramente de los talones.
     
     
    Como alternativa a Seiza tenemos Agura (胡座, literalmente “sentarse como un extranjero”, con las piernas cruzadas), que es considerada informal y adoptada frecuentemente por los no japoneses. No obstante, es siempre inadecuada para las mujeres, quienes en situaciones informales se sientan en Yoko-zuwari (横座り, con ambas piernas a un lado) o en Wariza (割座) u Obachan-suwari (おばあちゃん座り, literalmente “sentarse como una abuelita”, de rodillas con las nalgas en el suelo y una pierna doblada hacia cada lado). También tenemos Tai-iku-suwari (体育座り, literalmente “sentarse para educación física”, con las nalgas en el suelo y las rodillas por delante) usada por los niños, ya que es más cómoda que otras y más respetuosa que Agura cuando se está con un profesor.

     
    Otra alternativa es Tate Hiza (立て膝, sentado sobre una rodilla), válida en situaciones imprevistas, pero no recomendada para actos formales.
     
    Origen de Seiza
     
    En los seres humanos podemos distinguir tres posiciones fundamentales: de pie, sentado y tumbado. De pie para realizar cualquier movimiento, tumbado para descansar y sentado para realizar actividades que impliquen poca movilidad, pudiendo ser en un asiento o en el suelo. En base a esto, podemos enumerar las siguientes posiciones para sentarnos en el suelo: Seiza (sentado recto), Kikyo (箕踞, con las piernas estiradas), Sonkyo (蹲踞,en cuclillas), Fuza (趺座, con las piernas cruzadas) y Kiza (跪坐, sentarse con las rodillas dobladas). Podemos calificar Seiza como una variación de Kiza. Seiza, a pesar de su significado de sentarse correctamente, es una posición no natural y que causa un cierto dolor, mientras que Kikyo es una posición más natural para el cuerpo humano y la primera usada por los bebes.
     
     
    Seiza resulta extraña para los extranjeros. Ni es cómoda ni parece tener funcionalidad. Existe una teoría de que, antiguamente, mientras el señor estaba sentado en Agura, los siervos estaban en Seiza o Kiza para atender prontamente sus exigencias, puesto que eran posiciones más “activas” que Agura o Kikyo. Podemos suponer que eran usadas como posiciones temporales para ponerse de pie.
     
    En el diccionario Kojien se define Seiza como “sentarse correctamente” sin una descripción de la posición correcta. Por tanto, es el sentido común el que determina la “corrección” de la postura.
     
    En Japón, a partir de la Restauración Meiji, el uso de sillas ha ido aumentando hasta integrarse completamente en la sociedad, siendo Seiza (al igual que otras) una posición mucho menos usada que antes.
     
    A través de algunos documentos antiguos (pergaminos, escritos, cuadros, etc.) podemos observar que el estilo de vida entre el Período Heian y el Kamakura no incluía unas costumbres formales para sentarse. En esta época las casas no disponían de un suelo que los aislase del terreno, por lo que para sentarse los samuráis usaban la posición Agura directamente sobre el terreno, y, si éste estaba muy embarrado debido a las lluvias usaban la posición de cuclillas. En cambio Seiza se adoptaba para la oración y, posteriormente, para actos ceremoniales, de modo que los asistentes mostraban así su respeto.
     
     
    Originalmente los tatamis eran un artículo de lujo de las clases altas. Este estilo arquitectónico se inició durante elPeríodo Heian, en las residencias aristocráticas, usándose tan sólo como asiento para los más altos aristócratas. En el Período Kamakura se extendió a las residencias de los samuráis y sacerdotes, pero fue en el Período Muromachi cuando alcanzó su máxima expansión.
     
    En elPeríodo Kamakura, la escuela Rinzai Zen, introducida por el monje Eisai, fue rápidamente adoptada por las clases altas y tuvo un profundo impacto en lacultura japonesa.
     
    Fue en elsiglo XIII cuando lossamuráicomenzaron a preparar y bebermatchay se erigieron los pilares de la ceremonia del té
     
    La posición Seiza fue adoptada durante el Período Muromachi y se desarrolló como una forma de sentarse en una superficie semiblanda de tatamis en lugar de sobre la madera.
     
     
    En la segunda mitad del siglo XV se promovió lacultura Higashiyama, en la que elbudismo Zeny la estéticawabi-sabiinfluyeron en la armonización cultural entre la Corte Imperial y la clase samurái, y el florecimiento de expresiones artísticas como la cha-no-yu o elikebana.
     
    El desarrollo de la ceremonia del té le dio un fuerte impulso al uso de Seiza, puesto que tras el perfeccionamiento de la ceremonia por Sen Rikyu pasó a ser un requisito con el fin de incluir la doctrina Zen en la misma. Gracias a Sen Rikyu en el siglo XVI la costumbre de beber té se había extendido a todos los niveles de la sociedad japonesa.
     
    En el Período Edo, el budismo, mezclado con el neo-confucianismo, definió los estándares de comportamiento social y fue promovido y practicado por las clases superiores. Seiza pasó a ser considerada una posición protocolaria importante en la vida social de las ciudades.
     
    En la primera mitad de la Era Meiji la posición de Seiza ya era muy popular a pesar de no tener asignado el nombre de Seiza como tal. Era usada como posición para ceremonias, oraciones y muestras de respeto, pero no para la meditación.
     
    Fue durante esta Era Meiji cuando Seiza se estableció como la postura sentada representativa de Japón. En ello influyó sobremanera la Escuela de Etiqueta de Ogasawara. Con esto, el gobierno Meiji consiguió una imagen uniforme de Japón en actos formales.
     
    Vemos como la adopción de Seiza se ha debido a las diversas situación políticas y sociales vividas a los largo de los años en Japón.
     
     
     

    HANMI HANDACHI 半身半立ち

    Defensa de sentado contra alguien que está de pie. La práctica de seiza tradicional nos fuerza un mayor estado de alerta mental de la conciencia, a la atención, la posición y el equilibrio. También mantiene una relación combativa con los escenarios de autodefensa de nuestro patrimonio guerrero y al hacerlo crea una atmósfera de seriedad en torno a la práctica que puede ser fácilmente olvidado - una integración de la actitud con la técnica.
     
    © 2017 IKO Catalunya Kyokushin - All Rights Reserved.